Menú

Historia

Reseña Histórica

Inicialmente estas tierras estuvieron habitadas por aborígenes guaraníes, quienes basaban su subsistencia en la caza, la recolección y la agricultura.

Su denominación “Eldorado” fue tomada de una leyenda, común entre los conquistadores de América, que aseguraba la existencia de una comarca en estas latitudes llena de tesoros y riquezas.

En el año 1876 el presidente Nicolás Avellaneda promulgó la Ley de Inmigración y Colonización. Esta ley fomentaba la inmigración de colonizadores europeos con el fin de poblar los extensos territorios vírgenes de la Argentina. Para dar cumplimiento a esta ley, se crearon diferentes compañías colonizadoras. Fue así como Adolfo Schwelm inicia su campaña en la Alemania de la postguerra, donde una población cada vez más empobrecida, buscaba nuevos horizontes donde poder satisfacer sus anhelados deseos de paz y seguridad.

De esta manera Adolfo J. Schwelm funda la ciudad de Eldorado el 29 de septiembre de 1919. El mismo conformó diferentes comisiones para la construcción de escuelas, iglesias, puentes y rutas, a la vez que el gobierno argentino garantizaba a los colonos, total libertad de acción tanto como independencia cultural y económica, además de una constante cooperación para potenciar el progreso.

En 1932, Eldorado contaba con cerca de 7.000 habitantes de origen europeo, en su mayoría alemanes, respaldados por la Compañía de Colonización y Explotación de Bosques, dependiente del Banco Tornquist y Compañía, de propiedad de Schwelm.

Desde su fundación la ciudad adquiere como forma de asentamiento el sistema de Waldhufendorf o lineal, transversal al río Paraná. En la actualidad, la Avenida San Martín es el eje urbano que articula de manera longitudinal a la ciudad.




NUESTROS COLONOS

 

Un grupo de héroes: colonizadores, argentinos y extranjeros, cada uno cumpliendo su rol, traían encima nada más que lo puesto y unos pocos enseres como para trabajar la tierra. Algunos vinieron creyendo que esto era otra cosa y como no tenían dinero para regresar echaron raíces aquí, a pesar del panorama difícil que les esperaba.

Todo esto era monte virgen, no existía la gran herramienta que todos hoy conocemos que es la motosierra, había que cortar los gigantes árboles a mano, tumbar hectárea enteras para poder levantar la ciudad que hoy conocemos. No existían las herramientas prácticas, la comunicación con los grandes centros urbanos era casi una utopía, no tenían posibilidad de enfermarse, la energía eléctrica era para unos pocos, se consideraban vecinos quienes vivían a no menos de un Km.

Diez años después Eldorado estaba de pié, ofreciendo las comodidades básicas y prometiendo mucho, contando con hermosos parques, negocios prósperos, chacras ejemplares, centros de reunión donde recrearse, escuelas, atención médica, seguridad etc. Digno de una pequeña ciudad. Existía una gran motivación para progresar, ya que lo que se plantaba, crecía, daba sus frutos y esos frutos eran rentables, a tal punto, que la industria del cítrus, el tung y la yerba mate, entre otros, eran el sustento de muchísimas familias. Los negocios que se emprendían daban resultados positivos, permitían expandirse, Eldorado, en poco tiempo prácticamente se autoabastecía de comestibles , vehículos, repuestos, combustibles, remedios, ropas, etc. En lo social existían escuelas que cubrían ampliamente las necesidades escolares de la zona , algunas con la modalidad bilingüe, se construyó un pequeño hospital y la atención médica básica estaba complica, se formaron muchos clubes que congregaban a gringos y criollos en fiestas, torneos, asados, etc. Las reuniones familiares o sociales eran la salida obligatoria de los fines de semana. Hasta los cines formaron parte importante del espectro social eldoradense.

Para la década del ´60 Eldorado estaba muy bien constituida como ciudad, y de allí que se la denominó “CAPITAL DEL TRABAJO”. Es actualmente la referente más importante del Alto Paraná Misionero.



El Fundador:

Adolfo Julio Schwelm
nació el día 29 de Septiembre de 1882 en la ciudad de Frankfurt, Alemania. Arribó a estas tierras el 29 de Septiembre de 1919 fecha coincidente con su cumpleaños número 27, siendo el yate La Svástica con bandera inglesa su casa hasta 1920 cuando hace desarmar y traer una casa que poseía en chaco.

Funda la ciudad de Eldorado, también conocida como “Capital del Trabajo”, el 29 de septiembre de 1919, con puerto sobre el Alto Paraná, y haciendola centro de la colonización europea en la zona, lo que explica sus múltiples colectividades, razas, credos e idiomas. Su nombre fué tomada de la leyenda común entre los conquistadores de América, de la existencia de una comarca en estas latitudes llena de tesoros y riquezas.

La denominación con la que se conoce es debido a que constituye un emporio de trabajo y de progreso. Es un modelo de conjunción donde el espíritu progresista y laborioso del alemán, del suizo, polaco, dinamarqués y de hombres venidos de todo el mundo, se sumó el criollo, e hicieron de estas tierras un lugar para asentarse y trabajar en la agricultura y la industria.

Tuvo por trazado original la picada maestra  y fue por esa vía de penetración por donde ingresaron los extranjeros que poblaron el lugar.

Se casa en 1921, un 10 de septiembre con la señorita Elena Cruz Vivot en la Iglesia San Miguel Arcángel en Bs. As.

El festejo de la fundación de Eldorado se realiza el 29 de Septiembre, en conmemoración del nacimiento de su fundador.


Algunos Recuerdos