Menú

La Secretaría de Ambiente continúa trabajando en el proyecto "Quiero a mi Elena"

access_time 27 julio 2020

Este fin de semana, varios equipos de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Eldorado, estuvieron trabajando en la continuidad del proyecto "Quiero a mi Elena" (referente al arroyo Elena).

Al respecto la Secretaria de Ambiente Mirta Caballero recordó que la primera etapa de este proyecto, fue la que consideraron resolver con más urgencia porque afectaba directamente a varios vecinos de nuestra ciudad. Y consistió en una gran intervención en donde se trabajó con la Secretaría de Obras Públicas, para evitar que se inunden ciertas zonas de la ciudad que hace muchos años se venían inundando con cada lluvia que se presentaba. 

Caballero explicó el proyecto "Quiero a mi Elena es una de las líneas de acción que hemos presentado al inicio de la gestión al intendente Dr. Fabio Martínez, para recuperar las cuencas hídricas de nuestra ciudad. Y en este caso, la intención es hacer una recuperación de los bosques protectores, que están a la rivera de los arroyos, son las fajas protectoras y corresponde al triple del ancho del cauce de cada arroyo, esto es lo que evita que el agua desmorone los bordes de los arroyos, y la contaminación o evaporación de la humedad que hace que nuestros arroyos se vayan secando. Por eso estamos trabajando con estos proyectos".

Y destacó "también rescatamos la parte turística e histórica del arroyo Elena con este proyecto, ya que el mismo lleva el nombre de la esposa del fundador de nuestra ciudad y de su hija Elena que todavía vive, y nos parece importante esto. Además este arroyo llega hasta el salto Elena que se quiere recuperar como un atractivo turístico de nuestra ciudad. Y es necesario que llegue agua limpia y en buen estado hasta ese lugar. Así es que estamos trabajando para poner en valor este arroyo y el salto para nosotros, para los turistas y para las generaciones futuras".

Trabajos del fin de semana

Mirta Caballero contó además que elviernes estuvieron trabajando en las actividades previas a la restauración de la faja protectora del cauce Elena, enmarcado en el proyecto "Quiero a mi Elena". 

Por la tarde el equipo de promotores ambientales recibieron varillas de madera donados por el aserradero Brother, y gracias al aserradero Iberia cuentan con el abono para proseguir con el trasplante de pasto, también donados por el veterinario Quirino Asson. 

En tanto que el Vivero Municipal realizó su contribución con 20 plantas, algunas nativas y otras exóticas, que fueron trasplantadas en el lugar el sábado 25 de julio. 

Además el sábado, con varios equipos de la Secretaría de Ambiente, continuaron las tareas del saneamiento y recuperación del cauce y borde protector del arroyo Elena, en el segmento que comprende las calles Rivadavia y Matienzo.

Se conformaron diferentes grupos de acuerdo a las tareas asignadas, por un lado el equipo de "Cursos de agua y biodiversidad", que recolectaron todos los residuos dentro del cauce. Y por otro lado, el equipo de "recuperación y restauración de espacios verdes" implantando pasto jesuita donado por el veterinario Quirino Asson, y los árboles nativos y exóticos brindados por el Vivero Municipal.

El equipo de "Control de Vectores", en tanto, aprovechó su vasta experiencia en sensibilización, y recorrió las zonas aledañas para concientizar a los vecinos respecto a la importancia del agua, y la necesidad de cuidar los cursos de nuestros arroyos manteniéndolos libres de residuos.

Estos, a su vez pudieron comentar sus inquietudes y demostrar su alegria y adhesión al proyecto, agradeciendo el trabajo realizado y que se planten árboles.

Por otra parte el área de Ambiente agradeció al aserradero Iberia que donó el abono y al aserradero los Brothers por la colaboración en varillas de maderas para los tutores de las distintas especies implantadas. Y destacaron en una mención especial al grupo "Los amigos del Ambiente" que siempre están colaborando con las actividades del sector.

También agradecieron la asesoría de la ingeniera Sara Barth que diseñó un esquema de implantación basado en la fenología, diámetro de copa y altura del árbol, y a la Directora de Turismo Candelaria Nolde, quien hizo un gran aporte donando 12 especies nativas.

Toda la tarea fue supervisada por la Secreteria y el Director de Ambiente, la Directora de Turismo, el Director de Mantenimiento de Obras Públicas y el Coordinador de Arbolado Público Urbano.